Las competencias profesionales

habilidades_profesionalesLas competencias profesionales son las capacidades que tenemos para poner en práctica todos nuestros conocimientos, habilidades y valores en el ámbito profesional. Son las  cualidades que en los últimos años han cobrado una especial relevancia en los procesos de selección.

Dichos procesos son cada vez más exhaustivos y detallados con el fin de recopilar la mayor cantidad de información sobre los posibles candidatos. Los reclutadores han encontrado nuevas metodologías de calidad para determinar cuáles son los puntos fuertes y débiles de cada uno de los perfiles que desean acceder a un puesto de trabajo. El objetivo principal es saber cuáles son las habilidades o skills, y así poder encontrar “el mejor talento”.

A continuación detallaremos las 11 competencias más demandadas en las entrevistas de trabajo:

  1. Desarrollo de ideas y capacidad para innovar: Es la habilidad para ofrecer creatividad y originalidad. Un estilo innovador permite pensar en las maneras en las que  se puede mejorar en el futuro. El desarrollo de nuevas ideas permiten mejorar procesos, proyectos, metodologías de trabajo en situaciones concretas y en general en cualquier sector de la empresa.
  2. Productividad y capacidad para trabajar con rigor. Trabajar con calidad y en forma detallada. Es la capacidad para focalizarse en el aprendizaje para conseguir profundizar y desarrollar conocimientos y habilidades específicas en áreas concretas de la compañía.Esta habilidad también está relacionada con la mejora del propio rendimiento, gestionando adecuadamente el tiempo según las diferentes actividades, estableciendo prioridades, desarrollando prácticas de mejora y realizando un seguimiento de todas las tareas con el fin de medir los resultados.
  3. Capacidad analítica, pensamiento crítico. Entender y analizar de forma profunda la información. Evaluando problemas, creando argumentos sólidos para presentar puntos de vistas basados en hechos concretos con el fin de tomar decisiones acertadas y positivas para la compañía.
  4. Dominios de las nuevas Tecnologías (TIC). Hoy cualquier puesto de trabajo requiere un buen uso de la tecnología. Desde navegar por Internet hasta el  uso de programas informáticos específicos, generales, redes sociales. Además algunos expertos consideran que el propio profesional debe preocuparse por crear y gestionar su propia marca personal.
  5. Capacidad de comunicación. Transmitir información de forma eficaz  y comunicar opiniones con seguridad, confianza y convicción. Esto es una habilidad importante, que permite que sean valoradas las opiniones del trabajador e incluso logre convencer a los demás. Dentro de las capacidades para comunicarse, los reclutadores consideran las escucha activa,la habilidad para interactuar con asertividad, empatía y además de relaciones sociales cordiales, recíprocas y cálidas con su entorno y red de contacto. El fin es favorecer a los proyectos dentro y fuera de la empresa.
  6. Identificación y compromiso con la compañía: Capacidad de compromiso y de involucrarse con las necesidades, principios  y objetivos de la organización. Implica una gran  vinculación con el proyecto y  estar dispuesto a realizar grandes esfuerzos para llegar a los objetivos que plantea la compañía.
  7. Trabajo en equipo: Trabajar en colaboración con otras personas hacia un objetivo en común. La idea es que el profesional proponga ideas o ayude a concretarlas, respetando las opiniones de los demás sin necesidad de sobresalir ni de ser el “protagonista”.
  8. Capacidad para gestionar el estrés. Trabajar con un alto nivel de presión y responsabilidad. Es la habilidad para enfrentar con determinación los retos y desafíos que impone el trabajo.
  9. Adaptación o flexibilidad. Las empresas necesitan profesionales que sepan adaptarse y trabajar eficientemente en distintas situaciones, personas o grupos. Personas que sepan aceptar diferentes puntos de vista, cambiar y aceptar fácilmente los cambios en la propia organización, siendo flexibles ante nuevas ideas,  cambios y enfoques. En este aspecto también se valora muy positivamente la capacidad de aprender y el interés por reciclarse profesionalmente y llegar a desarrollar una visión global de la empresa.
  10. Orientación al logro. Contribuir a la consecución de resultados y a conseguir objetivos. Es el tipo de profesional que probablemente trabaje más duro que muchos otros para cumplir con los objetivos y desarrollar actividades. “Hacer que las cosas sucedan”.
  11. Identificación de oportunidades y resolución de problemas: Identificar los problemas, obstáculos u oportunidades que se pueden presentar dentro de una compañía y responder con una acción determinada. Capacidad para evitar problemas o crear oportunidades futuras, con  una fuerte resistencia hacia el abandono o frustración. Las empresas buscan reclutar profesionales capaces de resolver problemas de forma rápida.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política cookies

ACEPTAR